Consultoría interna

A revisión

Si bien es cierto que en mi actividad profesional me siento cómoda en los terrenos fronterizos, y que me resulta estimulante la incertidumbre del cambio, cada vez soy más consciente de la necesidad de espacios y espejos para detectar y acotar el proceso de evolución interno.

Enfocarse en esta mirada no es sencillo, porque tendemos a ver y argumentar aquello que sirve a esquemas y conclusiones tan confortables como inservibles. Por eso, y para eso, el proceso de revisión es, sin duda, imprescindible:

Comentando sobre liderazgo y participación, me destacó una frase que creo que resume lo que debe ser “el objetivo” de todo proceso de reflexión estratégica: “Detectar, rescatar y concertar liderazgos en función del conocimiento necesario”. Pero, ¿qué entendemos, o debemos entender, por “conocimiento necesario”? ¿El que tenemos o el que deberíamos tener? ¿El que ya hemos detectado o el que todavía no hemos definido?

El ordenar el relato para generar, o enlazar, contextos está sin duda entre mis prioridades porque lo nuevo también está en el día a día, y contar “tu historia” no tiene que referirse al pasado, sino al futuro que contribuyes a dibujar.

Hay quien trabaja siempre sobre planificaciones muy claras, otros parece que tenemos una cierta tendencia a involucrarnos en proyectos que se nos hacen más grandes de lo previsto. Tras una autocrítica revisión, no he podido llegar a conclusiones definitivas sobre si el origen de esta tendencia está en un fallo de previsión o en la necesidad de disciplinar la intuición y la visión periférica, pero lo que sí estamos haciendo es establecer una metodología clara para sacar el máximo partido sobre este continuo aprender haciendo que no debe quedar reducido a la experiencia que lo origina.

Es decir, en una época en que la avidez por trazar, o mejorar, los caminos establecidos se ha convertido en prioridad, el concepto de utilidad de cada proyecto debe ser claramente establecido como un nuevo inicio que nos permita ir eliminando sesgos. Empiezo a tener claro que hilvanar y contextualizar esta tendencia al reto constante, que nos proyecta hacia futuros tan apetecibles como inciertos, puede convertirse, tal vez, en nuestro principal valor.

Tal vez por eso procuro afinar y afilar las herramientas en lugar de tratar de precisar cuando empezó el proceso a no adaptarse. El primer objetivo pues, es conseguir que creatividad y orden se relacionen con la necesaria armonía. Una pequeña dosis de egocentrismo para someter mi trabajo y mi trayectoria a valoración y asegurarme que no me estanco en (in)cómodos encorsetamientos.

Publicación original: enPalabras

Compartir

Tags:

About Isabel Iglesias

Socia-directora en I.G. Documenntación y productora de Máscaras. Consultora especializada en el análisis estratégico, diseño y dinamización de proyectos. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera...

No comments yet.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies