Desarrollo y metodología para nuevos modelos

La película “Máscaras” se ha constituido como la experiencia de una nueva metodología más allá de la observación de un proceso, empezando por la necesidad de crear equipo, siguiendo por el trabajo en grupo para definir qué se va hacer y finalizando por la grabación del propio corto. Un corto que no se sabía si se podría llegar a realizar, todo fue una incógnita. La situación estaba ahí, pero también el desconocimiento de hacia donde se podía dirigir, ni cómo.

En términos generales, el ámbito de la discapacidad ha estado, y sigue estando, separado de las actividades cotidianas de una sociedad que durante años fue evolucionando sin incluirlos en su propio desarrollo. Un grupo con insuficiencias, pero también con evidentes calidades y capacidades, siendo nuestros propios prejuicios los que nos impiden ver de cerca una realidad mucho más rica y compleja de la que imaginamos.

Las teorías no sirven, es necesario partir de acciones concretas que permitan ir aproximando estos universos excluyentes que hoy en día constituyen una realidad paralela de presencia incontestable.

Máscaras narra la historia de un reto pero es también el punto de partida para un universo que pide nuevos desarrollos y, sobre todo, nuevos canales de narración para que lo aprendido de la experiencia se universalice. Es una película para todos los públicos, pero es necesario realizar el esfuerzo de adaptación a formatos de gran audiencia como TV e Internet para que el proceso de integración por la naturalidad llegue a la máxima audiencia posible.

Si bien el desarrollo teórico es necesario, la historia nos demuestra que los grandes avances, en casi todos los ámbitos de conocimiento, se suelen dar a partir de la experiencia, de “una” experiencia aparentemente casual, o conseguida a través del proceso de ensayo y error, que es necesario entender y contextualizar. Las cosas suceden por algo pero nos enteramos cuando han sucedido así que es necesario localizar el punto de partida y desenredar el proceso para entenderlo.

Pero este proceso de desmenuzar y unir los puntos hacia atrás, debe convertirse después en un proceso simple que permita asumir y replicar la complejidad del aprendizaje inicial.

¿Y ahora qué?

No se pueden seguir generando productos y servicios de inercia, la descomposición de las estructuras sociales y económicas demandan muchos cambios para que todos seamos actores en la vida pública. En ese sentido, Máscaras ha trazado un nuevo punto de partida que va cogiendo voz propia a través de la evaluación social:

También suele ocurrir que cuando te enfrascas en un proyecto ambicioso, el aprendizaje es tan intenso que las palabras se atropellan en su intento de entender. Eso es lo que nos está ocurriendo ahora con el Proyecto Máscaras. Tras tres años intensos, largos, dolorosamente lentos, empezamos a darnos cuenta de que lo que ahora nos bloquea de vez en cuando no es otra cosa que el vértigo de los caminos haciéndose visibles. Porque el auténtico resorte de la ilusión reside en la posibilidad, a la que se llega aprendiendo a considerar cada fase como un nuevo inicio.

La creatividad es un fenómeno sistémico en el que las ideas necesitan pasar por la evaluación social para saber si son valiosas pero, por otro lado, si los modelos de negocio no son sostenibles, no hay forma de llegar a esa imprescindible evaluación social. Una fascinante encrucijada que sólo es posible afrontar si se interpreta como reto.

No se trata de buscar las rendijas sino de ir sumando esfuerzos para empujar tendencias. Es decir, si se quiere hacer cosas diferentes es necesario reservar una parte del esfuerzo creativo para afrontar ese reto.

Suele suceder que aunque la línea recta aparenta ser la distancia más corta entre dos puntos, merece la pena explorar todos los contextos, aunque se tarde un poco más en llegar al destino inicialmente fijado. En el proceso de evaluación social, hay paradas que merece la pena explorar. La educación social necesita espacio para pensar pero, a veces, hay que facilitar el camino y eso el lo que podría conseguir la adaptación de la metodología de Máscaras a otros lenguajes y canales.

Audiovisual transformador, accesible y con nuevas posibilidades de desarrollo transmedia

Actores en la vida pública

La importancia de la relación entre el cine y la educación implica el camino de la integración por la naturalidad: Admitir la diferencia es sumar capacidades. La “normalidad” aisla la diversidad en “causas” que no pueden más que “chillar” mientras todo el mundo lucha contra viento y marea por ser mas iguales, por estar dentro del estándar.

El arte y la investigación se unen en proyectos que dan voz a colectivos marginales o marginados creando una narrativa propia que les da visibilidad y permite estar presentes para la toma de decisiones de la acción política (Juan Freire).

El Proxecto Mascaras tiene en este momento muchos caminos que se van haciendo visibles y piden que se abran rutas de continuidad con nuevos retos y puntos de partida. Personas compartiendo sus historias, sus vivencias, sus experiencias. Realidades paralelas, en diversidad y desde lo cotidiano. En todos los sentidos se etá trabajando en “Una escuela de actores”

Promoción y comunicación multiplataforma

Internet es un aliado de la TV, abriendo la posibilidad de crear todo un universo transmediático. El consumo del audiovisual es simultáneo en diferrentes pantallas, es decir, la TV social representa una forma avanzada de repensar la televisión que hasta ahora conocíamos porque aprovecha e integra el poder de las redes para crear un nuevo tipo de experiencia de uso altamente interactiva.

Ver televisión, como una experiencia más informativa para profundizar en los contenidos, ubicua ya que está accesible desde diferentes dispositivos, personal y social.

Las tendencias van donde va la gente y, como dijo Brian David Johnson “la tecnología y la forma nos llega, pero los contenidos son la razón, es lo que nos atrae”

Teniendo en cuenta la importancia a la innovación social, se deben impulsar todas las opciones de comunicación, publicidad y promoción de las actuaciones en cualquier medio o sistema técnico o teconológico.

Branded: construción de comunidades

Las nuevas tendencias son una oportunidad para desarrollar el diálogo con la sociedad con sus necesidades y anhelos, de construir relaciones basadas en la afinidad, la participación y el intercambio. Una experiencia basada en los verdaderos intereses y necesidades que contribuya a generar aunténtica conciencia social.

Lo importante es el contenido que ayuda a contruir relato para generar nuevos contextos, nuevas realidades que ya están ahí, pero necesitan asentarse.

Compartir

Tags:

About Isabel Iglesias

Socia-directora en I.G. Documenntación y productora de Máscaras. Consultora especializada en el análisis estratégico, diseño y dinamización de proyectos. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera...

No comments yet.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies