La ciudad como ámbito de análisis

el reflejo de lo que la perspectiva histórica pone de manifiesto

Por más que se quiera mantener la relevancia de los estados nacionales, pasado y presente demuestran lo contrario. Ya Sidney Pollard insistió en que la Revolución Industrial había de ser analizada como un fenómeno esencialmente regional pero esto se ha agudizado con los efectos de la globalización, que ha contribuido a minimizar el rol que durante un tiempo se delegó en los estados nacionales.

En la actualidad se habla de la necesidad de desarrollo de redes transnacionales entre regiones y ciudades pero no es sino el reflejo de lo que la perspectiva histórica pone de manifiesto: que “las ciudades son formaciones políticas que habitualmente tienen mayor permanencia en el tiempo que otras construcciones más amplias”.

Movemento na Palloza-1963Sin embargo, si bien muchas respuestas están en “la ciudad como ámbito de análisis”, la comprensión de las diferencias, cualitativas y cuantitativas, en su desarrollo socio económico obedece a una compleja combinación de razones, endógenas y exógenas, que definen su especificad. Y que es imprescindible conocer, y comprender, para poder tomar decisiones de futuro.

En el caso de A Coruña, resulta especialmente relevante el período de entreguerras (mundial y civil española) en el que su aislamiento geográfico y el papel clave del puerto coadyuvaron para consolidad las actividades básicas de la economía urbana: la actividad comercial en torno a su movimiento de mercancías y pasajeros y la formación de una importante flota pesquera.

Las consecuencias del aislamiento producido por la guerra europea se dejaron sentir en toda España pero el aumento de la intervención estatal en la economía y el diseño de políticas públicas erróneas influyeron de manera decisiva en las marcadas diferencias en el desarrollo local.

En el caso de A Coruña, el aislamiento geográfico que se tradujo en la disminución de las importaciones, y la carencia de transportes ferroviarios, nunca respondieron a las necesidades de la actividad del puerto

Las compañías ferroviarias españolas no se habían modernizado suficientemente y consideraban todavía al pescado como mercancía de última clase. Las consecuencias se sufrieron especialmente en los puertos gallegos ante lo cual se alzaron numerosas voces de protesta. (Actas Pleno COCINC , mayo de 1924. Memoria del Congreso Nacional de Pesca de 1928, San Sebastián, 1928)

La disminución de la actividad del puerto repercutió muy negativamente en sectores importantes de la economía urbana como la consignación y el abastecimiento de buques.

En el primer tercio del s. XX se duplicó la población pero con un crecimiento urbanistico y estratégico de la ciudad especialmente desordenado. En 1948, al fin, se empiezan a consolidar nudos vitales de la ciudad, como la estructura viaria, el puerto pesquero en los Castros y la estación de ferrocarril (mercancías) en San Diego, que condicionará el puerto comercial cuyos usos, hace 50 años, se basaban esencialmente en:

  • Pesquero
  • Transporte (emigración)
  • Financiero (banca comercial)
  • Turismo de verano

Fuentes utilizadas: Conversaciones personales, prensa y estudios publicados,  que vamos organizando aquí, entre los que destacan los realizados Jesús Mirás Araujo.

Publicación original: De Mudanza

Tags:

About Isabel Iglesias

Socia-directora en I.G. Documenntación y productora de Máscaras. Consultora especializada en el análisis estratégico, diseño y dinamización de proyectos. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera...

No comments yet.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies