Atardece en agosto… y llueve

AtardeceEnAgostoYLlueveEl mundo protesta y a mi me envuelve una especial ternura. ¿Por qué será que siempre me encuentra más preparada el silencio que la fiesta?

Anoche, mientras cenábamos, la ría se vistió de plata dejando a nuestras voces los matices que poco a poco fueron pintando trazos de arco iris en la noche. Se intuía lluvia, pero el mar fue cómplice negociando con las nubes un pequeño aplazamiento.

Siempre hay, en agosto, un día que se viste de otoño recordándonos que el tópico veraniego debe ser disfrutado. Que hay que cansarse del des-orden para que llegue la añoranza de la rutina. Que los días ya languidecen en reflejos dorados.

Atardece en agosto, y llueve. El viento envuelve un rumor de pasos y voces que dejan desiertas las calles mientras los edificios se encienden entre cristales de luz.

Respiro tranquila. A nadie espero, ni me esperan. Estoy en pausa, como un lago a los pies del mundo en la soledad blanca de estos días que van dando forma al otoño.

¿Será que para mi el silencio es la fiesta?

Publicación original: enPalabras

Tags:

About Isabel Iglesias

Socia-directora en I.G. Documenntación y productora de Máscaras. Consultora especializada en el análisis estratégico, diseño y dinamización de proyectos. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera...

No comments yet.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies