El tiempo NO es oro

El tiempo es vida

estupiedezEntre la expectación y la decepción hay muchas realidades posibles pero todas pasan por un requisito imprescindible: cuestionar, honestamente, sobre qué se edificaba esa expectación inicial, algo bastante bien representado en las fotografías que acompañan al post.

Lo malo es que ni con la evidencia despertamos porque la adicción al escándalo supera a la, supuestamente aceptada, necesidad de cambio. Seguimos pensando que la reversión es posible y no viene mal un repaso gramatical y alguna reflexión básica.

Reversión significa vuelta de una cosa al estado o condición anterior y viene del verbo revertir, que por ser irregular se puede confundir con reverter, así que mejor empezar por las definiciones, que ya advierten de la posible confusión.

Revertir (Irregular. Se conjuga como sentir. No confundir con reverter)

  1. Volver una cosa al estado o condición que tuvo antes.
  2. Venir a parar una cosa en otra: su inseguridad revierte en desconfianza.
  3. Volver una propiedad a su antiguo dueño o pasar a otro nuevo.

Reverter (Irregular. Se conjuga como entender. No confundir con revertir)

  1. Rebosar o salir una cosa de sus límites: has llenado demasiado la jarra y ahora revierte.

Lo cierto es que nada puede volver a su estado original. Pensemos en algo simple, por ejemplo un mueble que cambiamos de lugar y no nos convence así que lo devolvemos a su situación inicial. Aparentemente nada ha cambiado pero hemos empleado tiempo y esfuerzo, es decir, recursos que podríamos haber destinado a otra actividad.

Pero hay muchas decisiones sobre las que no tenemos control, que vienen impuestas y nos afectan: un edificio construido ilegalmente, una concesión de autopistas, un monopolio encubierto, etc., ¿de que sirve que al cabo de unos años, en el mejor de los casos, la ley ordene su reversión? ¿es tal cosa posible? Rotundamente no: vidas alteradas, recursos privados y públicos consumidos, frustración, desencanto, el abuso como norma…

Por otra parte, ¿por qué nos empeñamos en pretender que los parches pueden mantener lo que estructuralmente ya se ha demostrado perjudicial? La promesa implícita en el verbo revertir implica cortedad de miras y, teniendo en cuenta la situación de partida, no nos conviene. El que hay que traer a primera línea es reverter, ¿o es que nuestro aguante no tiene límites?

El tiempo no es oro, el oro no vale nada, el tiempo es vida (José Luis Sampedro)

Publicación original: enPalabras

Compartir

Tags:

About Isabel Iglesias

Socia-directora en I.G. Documenntación y productora de Máscaras. Consultora especializada en el análisis estratégico, diseño y dinamización de proyectos. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera...

No comments yet.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies