El proceso de la duda en consultoría

 “Soy mis conversaciones”

Iago González y Manel MuntadaMe decía un buen amigo y colega que hay una gran diferencia entre leerme (en mi blog) o conversar conmigo. Que escribiendo tengo tendencia a una reflexión más (¿demasiado?) etérea mientra que en la conversación directa soy más concreta, didáctica incluso, con respecto a los cómos de mi trabajo.

Y sé que tiene razón, que en aras de la visibilidad profesional debería corregir esa contradictoria tendencia por la que discurre mi realidad y que describo en mi bio: Curiosa, difusa, osada. Pensadora por tendencia, y “hacedora” en la práctica.

Lo cierto es que las abstracciones sólo me gustan para cuestionar, no para teorizar sobre lo que habría que hacer. Pero tiene razón mi amigo, ¿como se traduce esto para quien valore solicitar mis servicios como consultora? Pues supongo que soy una opción válida para las organizaciones y personas que se desarrollan en el marco de la visión, para creedores pero no para creyentes, en el sentido en que lo explica Jorge Wanenberg:

Un sistema no democrático se esfuerza al máximo por ahorrarle las dudas a sus ciudadanos. Lo que más se acerca a un absoluto en materia de exigencia moral quizá sea la llamada Declaración de los Derechos Humanos. No conviene ser creyente, ni siquiera en honor de tan hermosa idea porque cualquier día caemos en la cuenta de que falta un nuevo derecho o un nuevo matiz.

Apuesto por los creedores. Apuesto por los que dudan. La duda no es para crear confusiones sino para detectarlas y deshacerlas. La duda no es un signo de debilidad intelectual. Es lo contrario: se necesita más fortaleza para atender a una duda que para aceptar la primera excusa que la quita de en medio.

Por todo ello, vale la pena dudar… ¿no?

Escribir es una parte imprescindible y constante de mi trabajo pero reflexionar aquí, en el blog, no deja de ser un intento por suplir las conversaciones que echo de menos en el vértigo del día a día. Porque “la conversación es una pérdida de tiempo muy agradable”, como dice mi amigo y colega, Manel Muntada, en su reciente TEDx: “Soy mis conversaciones”

La conversación me da la oportunidad de traducir lo que pienso en palabras. Le doy una estructura, lo empaqueto y lo echo hacia fuera de tal manera que, al escucharme, pienso: ¡ostras, esa es una buena idea! Y la apunto rápidamente.

 

En la fotografía de arriba Iago González y Manel Muntada. Un placer estar de oyente entre dos buenos conversadores.

Publicación original: enPalabras

Tags:

About Isabel Iglesias

Socia-directora en I.G. Documenntación y productora de Máscaras. Consultora especializada en el análisis estratégico, diseño y dinamización de proyectos. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera...

No comments yet.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies