En enero de 2016 arrancamos el proyecto Un Día de Cine con un objetivo: que el numeroso equipo de 24 participantes hiciera «algo». No sabíamos qué: podría haber sido un spot, un documental, un lipdub… Pero finalmente se decidieron por un corto de ficción: FUGA2

Pocas veces se habrán vivido gestas similares. Los rodajes de Waterworld, el Quijote de Gilliam o Apocalypse Now fueron, sin duda, una risa al lado de los esfuerzos de nuestro equipo para sacar adelante la historia.

Vale, hay un tanto de exageración, pero al contrario que en esas tres superproducciones, aquí tenían que apañárselas con lo que tenían: un trípode, una dolly, una grabadora de sonido, un micro, cables y una claqueta.

Es la obra tal y cómo la sacaron adelante, pero es, sobre todo, el valor de una experiencia y de un aprendizaje, de descubrir metidos en faena la necesidad del contraplano, del fuera de campo, del ritmo de los diálogos, del rigor del silencio en el set… Y lo más importante: el valor del equipo, de saber discutir, de saber apoyarse y equilibrar las necesidades que requería el trabajo.

Sin duda, lo más emocionante fue su respuesta unánime cuando se presentó publicamente el pasado 3 de diciembre: Sí, quieren repetir. De todo esto contaremos, claro, pero puestos a practicar la disrrupción, vamos a empezar por el final.

Damas y caballeros, FUGA2, una perfecta obra imperfecta:


Publicación original: Asociación Proxecto Máscaras

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.