Información y estrategia

 … la información es un medio y un derecho, no un fin

Aprender a utilizar la información dentro de las organizaciones requiere conocimientos y habilidades informacionales específicos que implican saber:

• Qué tipo de bien es la información
• Cómo seleccionar y utilizar los recursos
• Qué habilidades se deben desarrollar y/o pontenciar, individualmente y como organización
• Qué es la inteligencia competitiva
• Qué es el capital intelectual

Como suele ocurrir casi siempre, la oferta de servicios describe lo que la organización puede hacer pero no en la forma en que el cliente define sus necesidades que no se derivan de una demanda en sí misma, sino de los objetivos que persigue con esa actuación.

Andamiaje social y etiquetados

La valoración, desde el día a día de las organizaciones, de la inteligencia competitiva o la gestión del conocimiento tiene poco que ver teorías y debates académicos. La información que no se puede traducir en acción tiene poco valor porque ser competitivos significa:

1. Poder financiar un proyecto
2. Aprovechar los avances de la tecnología
3.Averiguar que es muy atractivo y rentable para las dos partes
4. Saber cómo y dónde decirle al mercado que existimos

Y esto no es algo que afecte sólo a la empresa privada ya que el mercado no son sólo transacciones económicas sino un espacio social más amplio y el objetivo de toda organización (sea pública, privada o gubernamental) es ofrecer un servicio. Los conceptos de rentabilidad y beneficio deben ser redefinidos.

En contextos complejos, el exceso de datos nos lleva a seleccionar sólo aquellos que son realmente relevantes para las acciones en que estamos implicados en un determinado momento, un acotamiento necesario pero que no debe convertirse en una limitación. El desarrollo de habilidades informacionales implica superar la transferencia de información (o sea, yo hablo y tú me escuchas…¡si quieres!) para concentrarse en la transacción de información, es decir, que la información que se está transmitiendo sintonice con los intereses de quien la recibe, que tenga aplicación práctica.

Por ello, más que hablar de clientes, preferimos definir el código genético en un concepto más amplio de MERCADO, en el que tienen especial relvancia las políticas institucionales, los organismos públicos y las organizaciones privadas (con y sin ánimo de luvro), en la medida en que han de contribuir al desarrollo del marco adecuado para el crecimiento de la sociedad.

Resistencia al cambio: Necesidad de supervivencia informacional

La información recibida puede acumularse en la mente del receptor (en su memoria humana) pero es más realista tener en cuenta que la guardaremos solo el tiempo que sea necesaria y luego la archivaremos/olvidaremos. Lo que implica que:

  • Si no la tenemos presente no podemos hacer conexiones: conceptualizar para contextualizar
  • La habilidad, la  metodología  y los medios para organizar y mantener esa memoria constituyen una herramienta imprescindible tanto en el desarrollo profesional como en el organizativo
  • Significa ser capaces de escoger los datos correctos por la rapidez de actuación que requiere la necesidad de competir.

Es una habilidad que depende del marco cognitivo de las personas (lo que sabes te permite identificar los datos que son importantes) pero que puede ser desarrollado con un entrenamiento (cultura informacional), motodología y medios ajustados (tecnología)

Portada

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR