La memoria no (sólo) evoca sino que construye. Y en ese marco social de contextos compartidos, el conocimiento surge cuando aprendemos a generalizar las preguntas, no las afirmaciones.

En el marco de una organización, crear una cultura corporativa es más difícil que crear un negocio

Las culturas corporativas son los comportamientos que desplegamos cuando nadie nos ve. Son eso que Umberto Eco decía que aprendemos cuando nadie se propone enseñarnos. Son automatismos naturales crecidos en un contexto sin programas ni incentivos.

Son huellas de liderazgos. Son batallas, éxitos y fracasos en la memoria colectiva, esa que se tiene aunque no se haya sido protagonista de las misma. Son patrones de respuesta, son flujos de comportamiento, son formas compartidas de leer contextos, son formas de improvisar. Las culturas potentes se mimetizan dentro y se proyectan fuera. Crear una cultura corporativa es construir un intangible potentísimo desde el ejemplo de mucha gente, empezando por los fundadores.

agua-coruña_emalcsa-1961Las culturas hablan por sus detalles, por sus momentos, por sus argots diferenciales, por sus imaginarios.

Las culturas corporativas son la letra pequeña no escrita de las empresas que aspiran a generar compromiso. ¿son el nacionalismo de las empresas? Creo que no, creo que son algo más pegado a una forma de estar, pero no soy un experto en nacionalismos. Las culturas corporativas definen la forma de estar de las empresas en la sociedad y de las personas en una empresa.

Las culturas corporativas definen la forma de estar de las empresas en la sociedad y de las personas en una empresa. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *