¿Regular o solo supervisar?

Las «dudas» de la banca en la sombra

Hay que hacer algo ya», se respondía la experta holandesa, para seguidamente mostrarse partidaria de «no regular, sino simplemente supervisar para no matar las iniciativas». El problema de regular todo, comentaba Kamerling, «es que el mercado es como una ameba, una vez que creas algo y lo tienes regulado se reproduce en otro sitio. Y cuanto más se regula más se pierde el control.

Ese parece ser el fondo de la cuestión: tener el control.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.